La Casa Blanca consideró hoy que el aumento de aranceles por parte de Turquía a diversos productos estadounidenses va en "la dirección equivocada", en medio de las crecientes tensiones comerciales y diplomáticas entre ambos países.