Las fuerzas de seguridad saudíes han informado del derribo de un dron de juguete en las inmediaciones del Palacio Real de Riad, donde en ese momento no se encontraba el rey Salmán.