Cómo invertir una herencia

publicado en: Negocios | 0

Cómo invertir una herencia. Si dentro de la herencia has recibido dinero en metálico o bienes que quieres vender como cuadros, un coche de época para el que no tienes sitio o muebles, lo que se recomienda es invertir. Y lo hará probablemente antes si has heredado participaciones en un plan de pensiones o en algún fondo de inversión.

Existen muchas formas en las que podrías utilizar ese dinero, aunque desde un punto de vista financiero, éstas se limitan a dos: pagar deudas e invertir. Si tienes algún préstamo, puedes cancelarlo y ahorrarte el pago de los intereses, como harías al amortizar una hipoteca de forma anticipada.

La segunda opción es invertir ese dinero para planificar tu jubilación o mejorar tu situación financiera a través de la inversión.

Cuándo invertir el dinero de la herencia

La solución más rápida sería invertir cuanto antes y hacerlo todo de golpe ¿es la mejor opción? No tiene por qué. La clave al invertir en bolsa o en cualquier otro activo es acertar con el momento de realizar la inversión. Es lo que se conoce como market timing y puede marcar la diferencia.

Al final, se trata de comprar barato con el objetivo de obtener una rentabilidad real mayor para tu inversión. Sin embargo, acertar en los tiempos es todo un arte complicado de dominar. Así lo atestiguan diferentes estudios como el realizado en las universidades de Mississipi, Nebraska e Iowa sobre compra de fondos entre 1991 y 2004, según los cuáles la rentabilidad media de los inversores es un 1,62 % menor por sus malas decisiones de inversión. El porcentaje cambia ligeramente en cada informe, pero la mayoría constata lo difícil que es acertar con los puntos de entrada y salida en el mercado.

La alternativa a invertir de golpe es hacerlo poco a poco, invirtiendo pequeñas cantidades cada vez. Esta fórmula permite mitigar la volatilidad o reducir el riesgo. Como compras en diferentes momentos, el timing no es importante. Habrá ocasiones en que compres más caro que se compensarán con otras en las que lo hagas más barato. Hay dos estrategias para hacerlo:

Dollar-Cost Averaging

En nuestro caso, podríamos definirlo como Euro-Cost Averaging al invertir en euros, pero su nombre más habitual es Dollar-Cost Averaging porque surgió en Estados Unidos. Se trata de un sistema para empezar a invertir cuando no se tiene muy claro cómo o cuándo hacerlo. Consiste en realizar aportaciones periódicas de un importe fijo durante un intervalo de tiempo determinado.

Value Averaging

Esta estrategia es similar a la anterior con la diferencia de que aquí la cantidad de las aportaciones no es fija, sino que depende de la evolución de las inversiones. Este método, desarrollado por el profesor Michael E. Edelson, invita a invertir cuando el valor en bolsa es más bajo y no hacerlo cuando la bolsa o el valor del fondo en el que invertimos es más alto.


Cómo invertir una herencia