Participaciones Preferentes

publicado en: Noticias | 0

La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) reconoció que han existido “problemas puntuales” en la comercialización de participaciones preferentes de bancos y cajas de ahorro a sus clientes. [Vea la cotización de su inversión].

Según el organismo regulador, estos productos financieros llegaron a sumar 30.000 millones de euros en mayo de 2011, poco después de que estallase este problema en manos de la banca: con la crisis, estos productos dejaron de pagar intereses y su cotización se hundió en el mercado secundario.

Ahora, los clientes que invirtieron en preferentes de cajas de ahorros de entidades ahora nacionalizadas, como Catalunya Banc, Novagalicia y Bankia, han visto como sus participaciones han sido canjeadas por acciones de las entidades, asumiendo pérdidas de hasta el 70% de lo invertido en su momento, como son algunos casos del grupo formado por la antigua Caja Madrid y Bancaja.

No obstante, los afectados de entidades nacionalizadas que invirtieron en preferentes desconociendo el tipo de producto en el que invertían podrán recurrir al arbitraje, evitando así la vía judicial.

Las participaciones preferentes son emisiones de deuda sin un plazo definido. La entidad paga una rentabilidad según sus resultados, e incluso puede no dar nada. Por ello, los altos intereses cobrados ofrecidos durante los años de bonanza se han convertido en cero euros en muchos casos durante la crisis.

Caja Madrid y Banesto ofrecían rentabilidades cercanas al 7% durante cinco años antes de la crisis, según la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU). Sin embargo, esta oferta estaba condicionada a sus beneficios: no había ninguna garantía de cobrarlos.

Además, aunque puede parecer atractivo tener un bono infinito de un banco, cabe destacar que este puede recomprarlo devolviendo el dinero invertido cuando quiera.

Por tanto, no son acciones ordinarias, pues no tienen derecho de voto aunque sí tienen prioridad de cobro sobre los accionistas, ni depósitos con una rentabilidad fija, algo que pensaron muchos clientes al invertir en ellas.

En caso de quiebra del banco, no están garantizadas por el Fondo de Garantía de Depósitos, el cual cubre hasta 100.000 euros de los “depósitos en dinero y en valores u otros instrumentos financieros constituidos en las entidades de crédito”.


Participaciones Preferentes